sábado, 16 de abril de 2011

Btt en la Margen Izquierda- Argalario y Mello desde Gorostiza.

Datos Técnicos:
Fecha: 16-4-2011
Actividad:  BTT.
Cimas: Argalario (521m.), Mendivil  (565m.) y Mello (633m.).
Hora: 7:47
Lugar de Salida: Polideportivo de Gorostiza (Barakaldo). Ruta.
Duración: 6:24
Distancia: 70,7km
Ascenso Acumulado: 1700m
 Ortofotografia en Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:


Descripción de la ruta:

Esta vez toca una ruta cerca de casa, en la que vamos a recorrer una zona, que ya conozco bastante, la zona de La Arboleda y Montes de Triano, con otra zona, desconocida, la de Mello y la zona del Puerto de las Muñecas.

El lugar de salida es en el parking que hay junto al polideportivo de Gorostiza, en Barakaldo.

Desde aquí, comenzamos con un buen calentamiento, ya que desde el metro uno, encaramos las fuertes pendiente que nos llevaran hasta el Argalario, primero por carretera (aunque no tiene circulación) y después por pista forestal.

A pesar de ser un lugar cerca de casa, hemos madrugado, ya que la ruta es larga, y comienzan las primeras luces del día.

Con las primeras luces, el verde de los bosques es precioso.

Enseguida abandonamos la carretera, y nos metemos en pista, aunque como varias se entrecruzan en varios puntos, hay que esta atentos al GPS.

La subida es dura, y a mitad de ella vemos el repetidor de Mendivil, hasta el que subiremos mas tarde.

Eretza y Apuko, por los que pensábamos pasar en el regreso, pero que desistimos por la dureza de la ruta.

Joseba me saca esta panorámica, con el Ganekogorta en ultimo plano.

Antes de llegar al Argalario, abandonamos las pista y recorremos los últimos metros, prado a través.

Los caballos pastan plácidamente con Ganeran y Gasteran tras ellos.

Joseba en los últimos metros.

Pequeño monumento en la cima.

Y nos sacamos las foto en la primera cima del día, con vista hacia El Abra.

Panorámica desde la cima.

Foto del buzón allí existente.

Tras una pequeña parada, comenzamos una pequeña bajada prado a través, dirección a Mendivil.

La cima del Mendivil y su buzón, pasan desapercibidas al lado del gran repetidor.

Apenes hay lugar para llegar a la cima, debido a las instalaciones del repetidor.

Foto en la segunda cima del día.

El buzón se encuentra bastante destartalado.

Desde aquí, sacamos una panorámica de los montes de Triano.

Ahora nos toca un corto descenso dirección al pueblo de La Arboleda.

Nueva panorámica de los montes de Triano.

En el camino, nos encontramos con estas vacas, pastando plácidamente.

Llegando al final de la bajada, nos vemos obligados a parar, ya que Joseba a pinchado, así que le toca ejercer de mecánico.

Tras una pequeña subida, llegamos el centro de interpretación de Peñas Negras, donde se explica el pasado minero de la zona.

Junto al centro de interpretación, hay un pequeño parking, desde donde parten numerosas rutas montañeras por la zona.

En la lejanía, vemos las instalaciones de Petronor de Muskiz, por delante de la Playa de la Arena.

Aprovechando el pequeño descanso, Joseba me saca esta foto con el mar a lo lejos.

Desde el centro de interpretación, tenemos una corta pero dura subida hasta las inmediaciones de la Peña Pastores, y a partir de aquí, descenderemos rápidamente por pista, hasta la Vía Verde de Galdames. La pista que utilizamos nosotros de bajada, no es demasiado cómoda, ya que la han cubierto de escombros, supongo por el mal estado en que se encontraba, y hasta que estos se compacten, pues dificultan disfrutar de la bici en la bajada, y mas aún, si se utilizase esta pista de subida.

Joseba en el comienzo de la bajada.


Aun así, la bajada es larga, rápida y divertida.

Continuamos la bajada, con Muskiz de fondo, y en esta curva, sorprendemos a un corzo que sale a todo correr al vernos.

En esta foto podemos observar el estado de la pista, tras ser rellenada de escombro.

Tras unos minutos de bajada, llegamos a la Vía Verde de Galdames, la cual transcurre por el antiguo trazado férreo minero, y la seguimos durante un par de kilómetros, dirección Muskiz, durante los cuales atravesamos varios túneles.

Abandonamos la vía verde, para buscar una pista de subida hacia Mello, pero primero aprovechamos para reavituallarnos de agua en esta fuente.

Tras atravesar la carretera que une Muskiz con Sopuerta, enlazamos con otra pista, que tiene pinta de que va a ser la prolongación de la vía verde, ya que están instalando una pasarela sobre la carretera.

Aunque hay una subida mas directa hacia Mello, la pista que cogemos nosotros, es mas suave y pasa por debajo del Allen.

Tras ganar altura, solo nos falta recorrer el cordal que une Allen y Mello, en un sube y baja, y afrontar la ultima subida de Mello.

Foto en el cómodo tramo entre ambas cimas.

La pista que va por el cordal, esta en muy buenas condiciones y se avanza muy rápido.

Tras una corta bajada, llegamos al Puerto de las Muñecas, que separa Cantabría de Bizkaia.

Pasado el Puerto de las Muñecas, tras una corta pero dura subida, llegamos a la cima de Mello.

Foto de su buzón.

Foto de cima, junto a la replica del Castillo de Muñatones de Muskiz.

Aprovechamos para reponer fuerzas, y decidimos que la vuelta a Gorostiza la haremos por la vía verde y después por el bidegorri de la margen izquierda, ya que es bastante la distancia y el desnivel acumulado, como para ir por Sopuerta y ascender hasta el collado entre Eretza y el Pico de la Cruz.

Foto al detalle de la replica del Castillo de Muñatones.

La bajada la hacemos por una pista, primero de tierra y después hormigonada, y rápidamente llegamos a la carretera entre Muskiz y Sopuerta, y para llegar de nuevo a la vía verde atravesamos este puente sobre el rio Barbadun.

Ahora nos toca remontar un poco hasta llegar a la vía verde.

Solo nos queda seguir por el recorrido del antiguo ferrocarril, y después enlazar con el bidegorri de la margen izquierda.

Foto del Serantes desde el bidegorri.

Y tras una bonita jornada, llegamos a la Ria del Nervión, a la altura de Barakaldo.

Joseba, con Erandio al otro lado.

Y tras rodear la dársena de Lutxana, ya entre calles, subimos hasta el barrio de Cruces y finalmente hasta el punto de partida en el polideportivo de Gorostiza.
Al final ha sido un recorrido largo y exigente (70km y mas de 6 horas) pero que nos ha permitido disfrutar de zonas naturales, dentro de una zona tan urbanizada comoel gran Bilbao, y sobre todo cerca de casa.