miércoles, 1 de junio de 2011

Petit Astazou por el Valle de Pineta.

Datos Técnicos:
Fecha: 1-6-2011
Actividad:  Montaña Invernal
Cimas: Petit Astazou (3012m).
Hora: 05:16
Lugar de Salida: Refugio de Pineta. Ruta.
Duración: 9:54
Distancia: 25,1km
Desnivel acumulado: 2355m.
Ortofotografía en Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:

Descripción de la ruta:
Aprovechando que tengo semana libre, intento buscarme compañero de aventuras, así que llamo a Joseba para ver si él también libra, y así poder hacer alguna escapada. Como él ha estado en mas zonas, le dejo que busque un plan que le interese, y decidimos irnos al Valle de Pineta, con la intención de hacer una circular por la zona, y así "tachar" los tresmiles" que tiene pendientes Joseba. Finalmente la meteorología nos impedirá realizar el recorrido previsto, pero aún así, descubro esta preciosa zona en la que no había estado, y hacemos una modesta cima, pero que a mi me sabe a gloria.

Tras comenzar el día a las 0:00 horas (suplimos el dormir, por una tranquila charla de cinco horas, en las que recorrimos los mas de 400km que teníamos desde casa), comenzamos la ruta de noche, sobre las 5:20 de la madrugada, tras preparar todo el material a 3ºC.

La verdad que no tengo tan mala cara para no haber dormido ;.)

Joseba que ya conoce la zona, nos guia en la oscuridad, sin tener que estar mirando continuamente el GPS.

Caminados unos 15 minutos, descubrimos que un puente por el que debíamos pasar, se lo ha llevado alguna riada, así que tenemos que volver a la carretera para buscar un paso alternativo.

Habíamos sido muy optimistas con el tiempo de viaje y la hora de las primeras luces, y aunque pensábamos ver amanecer cerca del Balcón de Pineta, empieza a clarear cuando apenas llevamos media hora de subida.

Tras seguir una ancha pista, pasada esta cascada del río Cinca, buscamos un sendero que sale a la izquierda. A la vuelta veríamos, que hubiese sido mejor seguir un poco mas por la pista, y ascender por un sendero bastante mas evidente, ya que éste nos obliga a pasar un par de tramos entre maleza y arboles caídos.

A medida que ganamos altura, vemos como el tiempo no va a ser tan benévolo como esperábamos, ya que hay mucho tiempo, y es un continuo ir y venir de nubes por la vertiente francesa.

Ascendiendo junto al cauce del río, aparecen frente a nosotros las Cascadas del Cinca, mientras los primeros rayos llegan a Monte Perdido.

En el valle, todavía gana la oscuridad, a la luz.

Aunque será por poco tiempo, ya que se hace de día rápidamente.

A partir de este momento, el camino se empina, y aparece frente a nosotros el primer resalte a superar.

Pero todavía estamos frescos y con fuerza, tras ganar una pequeña lucha al sueño, el cual atacaba feroz con las primeras luces.

El sur esta totalmente despejado.

Mientras del norte nos entran nubes, que finalmente nos obligaran a cambiar de planes.

Panorámicas del Valle de Pineta.


Sobre los 2000m, nos encontramos con todo el suelo cubierto por una fina capa de hielo, pero en esta cascada, nos las vemos y nos las deseamos para poder pasarla sin irnos al suelo.

Joseba en plena faena, y aunque en la foto parece agua en movimiento, era todo puro hielo.

El resto del camino, a pesar de estar también cubierto por una fina capa de hielo, esta se quiebra bajo las botas, y no nos dificulta excesivamente el avance.

Tras cerca de tres horas, tenemos ya a un paso el Balcón de Pineta, pero no debemos olvidar que la subida es exigente y que llevamos ya algo mas de 1200m de desnivel ascendidos.


Desde el balcón, las vistas son maravillosas, por un lado a los tresmiles de la zona, como Monte Perdido (centro de la imagen) o el Cilindro (derecha de la imagen).


Vistan al Cilindro, junto a los curiosos estratos del balcón.

Paredes totalmente heladas, con el Pico Pineta al fondo.

Contraluz hacía la zona de Robiñera.

Y las vistas hacía el valle, que no tienen nada que envidiar a las alturas.

Desde aquí tenemos una magnifica vista la la cara norte de Monte Perdido y de su glaciar. Nuestra idea es subir por una grieta en la roca junto al glaciar, y después subir hasta la Espalda de Esparets por el glaciar.

Avanzamos en busca del corredor helado, aunque nos asaltan las dudas, ya que el tiempo esta revuelto, con un constante ir y venir de nubes por Francia, y con un viento que podría rondar los 50km/h.

Los seracs del Glaciar de Monte Perdido son increíbles, y avanzamos deprisa hacía ellos, en busca del corredor.

No puedo dejar de hacer fotos.


Ahí estoy yo, llegando junto a la roca donde prepararíamos todo el material duro.

Pero esto es lo que nos viene encima.

A la izquierda del glacíar vemos el corredor de unos 50º que queremos ascender.

Tras calzarnos crampones, casco, sacar piolets y demás, decidimos esperar, lo que el frío nos permita, a ver si el tiempo mejora, pero transcurridos unos 15 minutos, y debido al fuerte viento, y sobre todo a las constantes nubes que nos acechan, decidimos que hoy nos es el día de meterse por ahí, así que nos conformaremos con ir hasta el Petit Astazou.

A medida que avanzamos hacía el fondo del valle, son muchas las veces echamos una mirada atrás, y que reconsideramos el volver al corredor, pero al final hicimos lo correcto desistiendo, y ya tendremos mas ocasiones para ascender a los Baudrimons, Soum de Ramond y Punta de las Olas.

Aunque parecía ahí mismo, nos cuesta un buen rato ir hasta el collado sur del Petit Astazou, donde las nubes pasan a gran velocidad.

Llegando al collado, el viento es tan fuerte, que nos deja la cara totalmente congelada..

Las nubes no acababan de engullir al camino previsto por el corredor, ya que alguna corriente de aire las aleja en el ultimo momento.

En plenos mes de Junio, pillamos el día mas frío de toda la campaña invernal.

En el pequeño momento que sale la nube, saco una foto al Petit Astazou.

Pero una vez en el collado, apenas veo acercarse a Joseba.

Vistas sobre Gavarnie.

Panorámica en los últimos metros de ascensión.

Al fonde del valle vemos Gavarnie.

La arista no es muy complicada, pero el fuerte viento, nos obliga a andar con cuidado.

Ahí estoy yo llegando al Petit Astazou, con su hermano tras él.

Joseba en los últimos metros.

Foto de cima.

Aunque en las fotos las nubes son dispersas, lo cierto es que estamos completamente metidos en la nube y aprovechamos los pequeños huecos que nos deja para sacar fotos a lo que nos rodea.

Joseba en la cima.

Gran Astazou.

Marbore.

De izquierda a derecha Monte Perdido, Cilindro y Marbore.

Tras aprovechar un pequeño respiro en la cima, toca camino de vuelta.

Rápidamente perdemos altura en dirección al Ibón de Marbore.

Monte Perdido, tras de mi.

Panorámica hacia el valle.

Ultimo vistazo a Monte Perdido.

Las nubes, que no paran de pasar tras nosotros.

Dique del Ibón de Marbore.

Inicio del tramo de descenso duro, en el Balcón de Pineta.

Con la luz de pleno día, el verde del valle es espectacular.

Preciosos estratos del Balcón de Pineta.

Aprovechamos que aquí no estamos tan expuestos al viento, como en el valle superior, para comer algo.

Una mirada mas al valle, y al fuerte desnivel que todavía nos queda por bajar.

Poco a poco se va alejando de nosotros el Balcón de Pineta.

Bajada con vistas a la zona de Robiñera.

Joseba por delante de los restos de las cascadas de hielo de la mañana, las cuales nos han hecho acortar la parada para comer, ya que no hacían mas que caer trozos de hielo junto a nosotros.

Diferentes panorámicas al Valle de Pineta.


A la mañana la subida ha sido dura, pero ahora la bajada no lo es menos, ya que llevamos 8 horas de actividad y las piernas empiezan a quejarse poco a poco.

Joseba, que se lo toma con mas tranquilidad que yo, y baja disfrutando del paisaje.

A la mañana, debido a la falta de luz, no habíamos podido disfrutar de las cascadas del Cinca, pero ahora a pleno día, destacan sobre el verde de los prados.

Superados los resaltes de las cascadas, ahora el camino se suaviza, aunque todavía nos quedan unos 4 km. hasta el refugio.

Ultima parada para reponer fuerzas y quitarnos el exceso de ropa.

Miradas atrás, con la pena de no haber podido hacer la ruta deseada, pero con la satisfacción de un gran día de montaña.



Tras llegar al llano y tras cruzar el río, solo nos queda seguir la ancha pista hasta el coche.

Ha sido una pena no haber podido hacer el recorrido previsto, sobre todo porque Joseba ya ha estado mas veces antes el el Petit Astazou, y tenía las ganas de pisar cimas desconocidas. Por mi parte, al no conocer el valle, una magnifica jornada, con una gran cima y grandes vistas ( el rato que dejarón las nubes), pero que queda pequeña al lado de "Los Grandes" de la zona. Tambien me queda un poco de pena de no haber podido ascender por el pequeño corredor, y despues por el glaciar, para así, ir acumulando experiencia en este tipo de actividad.

No tengo duda que volveré, ya que tras esta excursión, tengo una nueva ruta en la lista de "pendientes", que es la ascension a Monte Perdido por su cara norte.




2 comentarios:

  1. Pablo! Geniales tus rutas, explicaciones, fotos... todo. No descarto la idea de copiarte alguna (¿las cuelgas en wikiloc?), aunque son durillas para llevar a una niña (de casi 13 kg ya) a la espalda...
    Un abrazo fuerte! Nos vemos.
    María.

    ResponderEliminar
  2. Perdona por la tardanza María, pero entre que he andado liado, y que Google no me dejaba meter comentarios nuevos, pues ya hace mucho desde que me dejaste el comentario.
    Gracias tus pequeñas alabanzas. Tienes todas las rutas del blog y algunas mas antiguas en Wikiloc. En casa salida del blog si pinchas donde pone track de enlaza directamente con Wikiloc, y sino mi nombre de usuario tambien el Pabango.
    Un abrazo y animo en el monte, que esos trece kilos enseguida son mas y a ver si consigues que vaya ella sola!!!

    ResponderEliminar