domingo, 30 de octubre de 2011

Sierra de Cebollera, un horizonte casi infinito.

Datos Técnicos:
Fecha: 30-10-2011
Actividad: Carrera de montaña.
Cimas: Alto de Cueva Grande (2076 m.), Alto de la Gamella (2102 m.), Pico Verde (2095 m.), Alto de la Mesa de Cebollera (2168 m.), Alto de la Chopera (2143 m.), Pico de Cebollera (2141 m.), Telégrafo (2078 m.) y Santosonario (2058 m.).
Hora: 07:35
Lugar de Salida: Ermita de la Virgen de Lomos de Orio. Ruta.
Duración: 4:02 h.
Distancia: 23,08 km.
Ascenso Acumulado: 1146m.

Ortofotografía con Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:

Descripción de la ruta:

La Sierra de Cebollera es una verdadera joya de la naturaleza. Esta es la segunda vez que voy a la zona, y a diferencia de la primera, que el tiempo no me acompaño, esta va a ser una jornada fantástica. La idea es rodear todas las cimas que rodean el nacimiento del río Iregua y el arroyo de Fuente Ra, aunque finalmente el recorrido será algo menor de lo esperado. Como gran recompensa de la jornada me encontrare por un lado que una claridad del cielo excepcional, la cual da una visibilidad de muchísimos kilómetros, con vistas hasta la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central y todo el Sistema Ibérico y por otro lado el observar el varias ocasiones varios grupos de ciervos.

La ruta parte del parking que hay junto a la Ermita de la Virgen de Lomos de Orio, en el cual no tendremos problemas para aparcar y al cual se accede por una verdadera carretera de montaña desde Villoslada de Cameros.

Hay varias opciones para conocer la zona, pero yo cogeré un sendero balizado, que parte por la parte de encima de la ermita.

Seguiremos la senda a través del bosque, sin perdida posible, donde nos encontramos varios arboles singulares.

En este punto, abandonamos la senda principal por la que discurríamos, y cogemos un sendero marcado con pintura verde y naranja, el cual empieza a coger pendiente progresivamente para llevarnos a la zona alta de la sierra.

Iremos alternando tramos de bosque y claros. A estas horas nos encontramos con que el suelo se encuentra totalmente helado, y veremos sobre las copas de los arboles la que será la primera cima de hoy, el Alto de Cueva Grande.

A medida que ganamos altura el sendero deja de ser evidente, y únicamente nos encontraremos algún hito aislado, aunque no hay perdida posible, ya que solo tenemos que seguir el cordal. Encontramos un par de zonas con mas pendiente y con pequeños bloques de piedra, los cuales están muy resbaladizos por la humedad y las bajas temperaturas.

Poco a poco ganamos altura y empezamos a tener vistas de toda la sierra.

Para llegar al Alto de la Cueva Grande, tendremos que superar este pequeño resalte rocoso, que lo salvaremos por la derecha, donde no será necesario trepar.

Una mirada atrás, hacía el bosque por cual hemos subido.

Pequeño monumento en el Alto de la Cueva Grande.

A partir de este punto, va e empezar el verdadero espectáculo, ya que a medida que ganamos altura, aumentan las vistas. Mirada atrás desde el Alto de la Gamella.

Camino a Pico Verde aparece ante nuestro ojos el embalse de Pajares.

Y en la lejanía tenemos el Moncayo.

Desde Pico Verde sacamos una foto al que será el punto mas alto de hoy, el Alto de la Mesa de Cebollera.

Oker junto a la cima de Pico Verde.

Mirada atrás, a las tres cimas que hemos pisado hasta el momento.

Llegando al Alto de la Mesa de Cebollera, y el cual no llegue a pisar la vez anterior que estuve, debido a la densa niebla.

Buzón en la cuarta cima del día. Ya hemos salvado el mayor desnivel del día y para encadenar el resto de la cima, apenas tendremos que perder altura, ya que esta son una sucesión de lomas sin mucho desnivel entre ellas.

Foto en la cima, con la Muela de Urbión al fondo.

Seguimos camino, en suave descenso, hacía el Alto de la Chopera.

Nos encontramos esta pequeña charca parcialmente helada por las bajas temperaturas nocturnas, y que el Sol todavía no ha tenido tiempo de deshelar.

De camino nos encontramos este pequeño refugio.

Oker en la quinta cima de día, el Alto de la Chopera.

El Moncayo, cima mas alta del Sistema Ibérico, y al que aún no he encontrado el momento de subir.

 Las vistas al sur son clarísimas, y se llega a ver tanto la zona de la Sierra de Javalambre como la Sierra de Ayllón..

Seguimos camino hacía el Pico de Cebollera, si bien no es el mas alto de la sierra, si que le da el nombre a toda la sierra. De camino a él, tendremos un bonito encuentro.

Entonces me encuentro con un grupo numeroso de ciervos,y aunque las hembras, que van todas juntas, se alejan sin darme tiempo a sacarles una foto, a este macho la puede la curiosidad y se queda a menos de cien metros de mi.

Un poco mas de cerca. Tuve un poco de suerte, ya que yo estaba sobre una pequeña loma, con el viento a favor, y Oker no le vio, ya que sino seguro que hubiese intentado sin éxito seguirle y seguir su rastro.

Muy a mi pesar, dejo al ciervo tranquilamente pastando y nos encaminamos hacia el Pico de Cebollera.

Foto de la sexta cima del día.

Oker observando el paisaje.

Ahora tocara seguir bajando, ya en camino de vuelta, hacia las dos ultimas cimas de día.

En la lejanía, aunque parece a un paso por la claridad del cielo, Muela de Urbión.

Y un poco mas lejos San Lorenzo.

Una ultima mirada al Moncayo, ya que empiezo a perder altura y se ira de nuestras vista.

Y una panorámica al sur, donde tenemos una visibilidad de mas de 100km hacía la llanada, delimitada en la lejanía por el Sistema Central.

Panorámica a todo el camino recorrido  hasta el momento, desde el Pico Telégrafo.

Gran hito cimero en la cima de Telégrafo.

Bajando del pico Telégrafo sorprendemos a un grupo de ciervos, que rápidamente huyen del lugar.

Salvo esta hembra que iba un poco rezagada, y para cuando se da cuenta, ya ha perdido de vista al resto del grupo.

Aunque no tarda demasiado en darse cuenta de nuestra presencia, y rápidamente huye en busca del resto de la manada.

Y por ultimo llegamos a la octava cima del día, Santosonario.

Tambien hacia el Norte hay una visibilidad magnifica, y se ve perfectamente Gorbea y la Sierra de Cantabria, aunque en la foto no se aprecien.

Oker junto a la cima de Santosonario, y detrás el todo el recorrido de hoy.

Ahora solo nos falta volver hasta la Ermita de la Virgen de Lomos de Orio. El primer tramo lo haremos por el cordal de Santosonario hacia el Norte, por un camino no demasiado evidente, marcado con algún hito, pero sin perdida posible. Después, en el momento que llegamos a una pista, cogeremos el cortafuegos que nos llevara hasta el arroyo de Puente Ra.

De camino al arroyo nos sorprenden los tonos de este árbol.

Y tras una rápida, aunque no del todo cómoda bajada para hacerla corriendo, llegamos al arroyo de Puente Ra, y tras vadearlo sin problemas, cojeremos un sendero balizado que nos llevara en 10 minutos de ascenso al punto de partida.

Tras 4 horas y algo mas de 23 kilómetros, damos por finalizada esta maravillosa excursión. Un lugar perfecto para correr por el monte, ya que los desniveles no son muy pronunciados y podremos ir corriendo casi todo el recorrido. Ni que decir que la Sierra de Cebollera es sencillamente espectacular, y como guinda de la jornada, la maravillosa visibilidad y las manadas de ciervos. Menos mal que me he dejado alguna cima pendiente por la zona y así tener una excusa para volver...   ;.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario