martes, 25 de octubre de 2011

Untzillatx, gran diagonal y canal SE.

Datos Técnicos:
Fecha: 25-10-2011
Actividad: Montaña.
Cimas: Untzillatx (941m.)
Hora: 08:51
Lugar de Salida: Canteras de Atxarte . Ruta.
Duración: 2:22h.
Distancia: 4,83km
Ascenso Acumulado: 693m.
Track en Wikiloc.

Ortofotografía en Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:

Descripción de la ruta:
Después de unos 10 años desde que subí la primera vez, esta es una de las pocas cimas del Duranguesado que no había repetido. La primera vez la ascendí desde una de las curvas de la carretera de Urkiola, y por la canal de Leureta, y me quede con las ganas de subir por la Gran Diagonal.
Para ello me acerco hasta las canteras de Atxarte, donde hay varias zonas donde poder aparcar. Son varias las veces que en el ultimo año me he acercado a esta zona a escalar, pero hoy, en vez de quedarme en la pared de Arrukoatxa o de Urrestei, voy a seguir por la Gran Diagonal hasta la cima de Untzillatx.

Paredes de Labargorri tras esta pequeña edificación.

La gran diagonal discurre por la parte trasera  de las grandes paredes.

Enseguida nos salimos de la pista principal, en este desvío a la derecha, y tras pasar por el arroyo, enseguida abandonaremos esta nueva pista para inicial el ascenso por una senda.

Mirada a Labargorri y Eguzkiaurre.

A esta primera hora, el sol intenta acabar de salir, dando unos tonos rojizos a las nubes.

Primero nos encontramos con este pequeño saliente rocoso, conocido por el Nodo, donde muchos de los escaladores bizkainos han dado sus primeros pasos en el mundo de la escalada, ya que hay un par de vías de iniciación.

Muy cerquita ya tenemos Arrukoatxa y Urrestei, donde ya tengo hechas las vías de escalada mas sencillas.

Otra foto al Nodo, a medida que ganamos altura.

Otra mirada a Arrukoatxa.

Aunque ya había echado un par de miradas al lado contrario de valle, primera panorámica hacía Aitz Txiki y Alluitz.

Vamos llegando a la zona de Saukukogane o La Proa. En la parte izquierda baja, se ven las conocidas placas amarillas, donde tenemos una pequeña trepada de adherencia de grado II, que sin ser muy difícil, si que nos hace extremar la precaución. Aun así si no estamos acostumbrados a la escalada de adherencia, iremos con mas confianza si buscamos alguna zona (que hay varias opciones) con buenos surcos hechos por el agua, donde tenemos buenos agarres para las manos, y donde tambien podemos meter los pies.

Otra mirada hacía Alluitz y Urkiolamendi.

Llego a las placas amarillas, donde en ningún caso hay que ir con es suelo mojado. Personalmente las ataco por la derecha, pegado a la pared rocosa, y aunque hay bastantes agarres, y la caída no es vertical, hay que tener mucho cuidado par no dar un paso en falso y darnos un buen golpe. Segun he leido en alguna referencia, por la parte izquierda hay alguna opción algo mas fácil que la que he elegido yo.

Contraluz hacia Urkiola.

En la lejanía el Gorbea, a punto de ser engullido por la nube.

Una vez superadas las placas amarillas, que serán algo mas de 50 metros, la diagonal se suaviza y alterna tramos de hierba y roca, pero donde tenemos un claro sendero, que aunque empinado, no tiene dificultad alguna.

Panorámica hacia la zona de Gorbea.

Una mirada atrás, y se puede observar el gran desnivel ascendido en muy poco tiempo.

Justo al final de la Gran Diagonal, bajo la cima Saukukogane, hay una cueva.

Oker en la salida de la Gran Diagonal. Hoy, debido a los cortados, le ha tocado ir casi todo el día atado, por lo que no ha podido disfrutar tanto como otras veces.

Ahora, ya al sol, nos tocara recorrer el tramo de arista que nos queda hasta la cima.

El Anboto ya asoma en último plano.

Alternaremos un primer tramo por la arista de roca, este segundo tramo mas abierto, y otro ultimo tramo también por arista.

Ya tenemos vista hacia el Mugarra.

Ya tenemos a la vista la cima, de la que solo nos separa un ultimo tramo de arista.

Vistas hacía Urkiola.

Si bien tiene anchura suficiente, en este ultimo tramo hay que extremar las precauciones, ya que una caída hacia la izquierda, sería fatal.

Con un poco de zoom, las grandes cimas de la zona parecen a un paso.

Gorbea.

Lekanda.

Saibi.

Mugarra.

Udalaitz.

Y por ultimo Anboto, con Aitz Txiki y Alluitz en primer plano.

Foto al buzón de la cima, con Oiz tras el.

Foto de cima.

Panorámicas desde la cima.


La idea era hacer la bajado por donde subir hace años, pero durante el ultimo tramo de subida me he ido preguntando si habría una bajada directa a las canteras, y aunque ya he mirado en algún libro y en Internet si había alguna reseña, no he visto nada que indique que se puede llegar hasta abajo. Aun así me arriesgo a bajar por lo que puede ser la canal SE, sin tener todavía claro si llegare a las cantera o tendré que volver a subir al encontrarme algún cortado que no pueda salvar, ya que no he venido con material para ello.

No hay ningún camino evidente, y bajo por una canal herbosa de gran pendiente, por la que en caso de estar la hierba mojada, sería realmente peligroso. Esta bajada no es recomendable salvo para coleccionistas de rutas poco habituales, ya que es incomoda, e incluso podría ser peligrosa en caso de caer y no poder parar.

La bajada la he hecho por las dos pequeñas canales herbosas paralelas del centro de la imagen, y luego he ido a media ladera hacia la izquierda de la imagen, para evitar la gran pedrera que no tengo claro si tiene algún cortado al final.

Llegado a este punto, ya veo que es posible bajar hasta abajo, aunque todavía queda mucho desnivel que superar.

El ultimo tramo lo hago deslizando a través de esta pedrera.

Panorámica hacia el Norte.

Y las paredes de Arrukoatxa y la Proa, que esta mañana las he pasado por el lado contrario.

El ultimo tramo lo hago por una antigua pista de servicio de la cantera abandonada.

Maquinaria, que no se por que motivo sigue aún allí.

Y tras llegar al arroyo por el que pasamos esta mañana, solo quedan unos metros hasta el coche.

Oker, que estos últimos minutos puede disfrutar de ir suelto otra vez.

Una ultima mirada a todo el camino de bajada.

Bonita ruta, la cual a pesar de la poca distancia y del tiempo invertido, es una ruta exigente, por el desnivel acumulado, y por el terreno que discurre. De todas maneras se puede considerar una ruta difícil, no apta para cualquier persona, ya que por un lado es necesaria una buena forma física, hay que trepar, caminar por una arista, y realizar un descenso, que si bien no tiene ningún punto claramente expuesto, alterna tramos de gran pendiente y de difícil avance.



No hay comentarios:

Publicar un comentario