sábado, 31 de diciembre de 2011

Gorbea desde Saldropo. Brindando por el nuevo año.

Datos Técnicos:
Fecha: 31-12-2011
Actividad: Montaña.
Cimas: Gorbea (1481m.)
Hora: 8:46 h.
Lugar de Salida: Humedal de Saldropo. Ruta. hasta el puerto de Barazar, después seguir las indicaciones del parque.
Duración:  5:48 h.
Distancia:  14,07 km.
Ascenso Acumulado: 939 m.

Ortofotografía con Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:

Descripción de la ruta:

Un año mas, toca la tradicional subida de nochevieja al Gorbea, y este año variamos el punto de inicio respecto a los últimos años, y tomamos como punto de partida el humedal de Saldropo, donde no tenemos ningún problema para aparcar el coche.

Descanso durante los primeros compases, para reunificar el grupo.

El camino discurre por un bosque de pinos y cipreses, en busca del conocido paso de Atxuri.

Aunque hay una pista principal, son varios los senderos que van ganado altura, evitando las idas y venidas de la pista, aunque no hay perdida posible.

Durante el último tramo de acceso al paso de Atxuri, la pendiente se acentúa, y el barro, hoy presente, no facilita el trabajo.

Ya tenemos el paso de Atxuri a la vista.

A pesar de que esta ruta no es de las mas concurridas en esta fecha, somos muchos los montañero que vamos en fila de a uno, en dirección al estrecho paso.

Como no puede ser de otra manera, aprovechamos a sacar fotos en este lugar tan singular.

Aunque no tiene dificultad técnica y la anchura es suficiente, este lugar puede poner nervioso a mas de uno, por la proximidad del cortado.

Saliendo del paso de Atxuri.

Una vez superado el paso, todavía nos queda un tramo de tortuoso y resbaladizo sendero, para legar a la meseta superior.

Oker vigilando que ninguna "oveja" del rebajo quede atrás.

Últimos metros antes de llegar a la meseta.

Aprovechamos el lugar para reagruparnos y descansar brevemente.

Oker que ya ha encontrado su "gran tesoro" e insistirá el resto del camino para que se lo tiremos.

Aprovechamos que este tramo es llano, para caminar cómodamente.

 Vamos asumiendo que hoy las vistas no van a ser las mejores.

Es un verdadero placer caminar por estos prados.

Antes de enfrentarnos de nuevo a las duras pendientes, aprovechamos para comer algo y ponernos ropa, ya que a medida que ganemos altura, el viento soplará mas fuerte.

Desde aquí, subimos del tirón hasta la cima, tomada por la nube, y donde a pesar de haber viento, este es mucho mas suave que los últimos años.

Ahora llega el momento de reponer fuerzas, y lo mas importante, brindar con una copita de cava, por la entrada en el nuevo año.

Oker haciendo su mejor papel, para intentar dar pena y ver si así consigue bocado.

Foto de cima, siendo ya ocho los años seguidos, que venimos subiendo el día de nochevieja.

Ya de bajada, nos divertimos una rato, al atravesar unos pequeños neveros.

Que rápidamente dan paso a un sendero totalmente embarrado, donde mas de uno se irá al suelo.

Panorámica durante la bajada.

Oker, que parece que cada vez busca un palo mayor.

Bonita imagen de un refugio.

Alguno ya se fue con las manos y el culo lleno de barro...

Continuamos descendiendo.

Mi hermana, en primer plano por delante de Eskuagatz.

Algunos aprovechan para descansar bajo el refugio, al abrigo del viento.

Posado de Oker.

Cada uno buscamos el camino que mejor creemos, para evitar el barro.

Otro refugio, sitiado por mas montañeros.

Llegamos de nuevo a los llanos prado, junto a un haya trasmocha de avanzada edad.

Caminando de regreso al paso de Atxuri.

Panorámica hacia el Gorbea, perdido entre las nubes.

Buscando la bajada al paso de Atxuri.

Iniciamos el resbaladizo descenso en busca del paso.

Pero primero hago una panorámica a los monte del duranguesado.

Intentando bajar sin caernos.

De nuevo en el paso de Atxuri.

Oker, de avanzadilla del grupo.

Y ahora el grupo en detalle.

Y completamos el recorrido, por el mismo camino de la subida, en algo menos de 6 horas, sin ningún tipo de prisa. Esperemos que podamos seguir volviendo en años sucesivos para continuar con la tradición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario