martes, 31 de enero de 2012

Explorando la Demanda. Chilizarrias, y de postre San Lorenzo.

Datos Técnicos:
Fecha: 31-1-2012
Actividad: Esquí de montaña.
Cimas: Chilizarrias (1825m.) y San Lorenzo (2271m.).
Hora: 9:13 h.
Lugar de Salida: Pazuengos (1ª etapa) Ruta. Estación invernal Valdezcaray (2ª etapa) Ruta
Duración:  2:49 h. (1ª ) y  2:13 h. (2ª).
Distancia: 12,85 km. (1ª) y 11,06 km. (2ª).
Ascenso Acumulado: 687 m. (1ª) y 723m. (2ª).
Tracks en Wikiloc. Track 1 y Track 2

Ortofotografía con Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:

Descripción de la ruta:
Por fin, parece que a finales de enero llega el verdadero invierno y con él, las nieves. Después de la intentona fallida de hace un mes, de esquiar por la Sierra de la Demanda, esta vez si que parece que hay nieve de verdad, y me dirijo dirección a Valdezcaray, con la intención de foquear hasta los Pancrudos, pero antes de llegar a Ezcaray, veo que hay bastante nieve por la zona, y a partir de la cota 1200m. por lo que cambio de objetivo y y me dirijo hacia Pazuengos, donde la zona se ve mas blanca, para así explorar una zona mas baja, y dejar las altas zonas de la sierra, para cuando no haya opción de hacer nada mas abajo.
Dejo el coche apartado en un cruce de pistas, pasado Pazuengos, y mirando el GPS, veo que hay opción de subir por una pista, dirección a la modesta cumbre de Chilizarrias. Todavía no descarto intentar llegar a San Lorenzo desde aquí, pero finalmente no lo haré.

La primera parte de la ruta es siguiendo una pista, la cual tiene unos 15 cm de nieve polvo.

Es una subida muy cómoda, y voy siguiendo las huellas dejadas por algún todoterreno en algún día anterior.

Huellas. De coche, de esquíes y de perro.

Oker, como es habitual con la nieve, esta como loco de contento y constantemente se adelanta corriendo, para volver de nuevo, como diciéndome "Venga, que vas muy lento!!!".

Tal y como avanzaba la meteo, se empiezan a abrir claros.

Cada vez la cantidad de nieve acumulada es mayor, y enseguida el espesor es ya de unos 30cm.

La pista alterna tramos de claros, con bosques.

Al venir a explorar la zona a ciegas, no tenía claro lo que me iba a encontrar, y aunque la zona es muy bonita, ya veo que mientas siga por esta pista, no voy a tener ningún descenso de vértigo.

Pero si que tiene pendiente suficiente como para poder bajar esquiando, aunque en algún punto concreto tendré que ayudarme de los bastones.

Al fondo del bosque, se empieza a divisar el objetivo del día.

Primer plano de Oker.

Llego a un pequeño collado, donde desaparece el bosque, y donde el manto blanco  toma protagonismo.

Una mirada atrás.

Chilizarrías. Para subir, lo haré por su arista norte.

Hasta ahora venía protegido a sotavento, pero al llegar a la arista, el viento empieza a soplar con fuerza.

Llego a la parte mas inclinada del día, donde pasaré alguna dificultad para subir pegado a la valla. La pega es que se ha acumulado mucha nieve polvo, de manera irregular, y sobre una base de arbusto, y constantemente me voy hundiendo sobre ellos.

Pasada la parte mas pendiente, la cosa se suaviza y en medio de un pequeño vendaval, veo que tengo la cima a un paso.

Tengo ya a vista Pancrudo, la Cuña, Cabeza Parda y San Lorenzo.

Llego a la cima de Chilizarrias, la cual esta señalada con un buzón en forma de hacha.

En esta modesta cumbre, también hay un vértice geodésico.

Panorámica al Sur. Llegado a este punto, decido que San Lorenzo me pilla bastante lejos, y que llegar a él me va a llevar mas tiempo de lo esperado, por lo que creo que es mejor, dar la vuelta en este punto, y si me veo con ganas, ir en coche hasta la estación de esquí para hacer algo mas.
Detalle de La Cuña en primer plano, con Cabeza Parda y San Lorenzo tras él.

Foto de Pancrudo, al que tenía la idea inicial de subir hoy, pero que dejaré para mas adelante.

Foto de cima.

El viento ha hecho su trabajo, cencellando todo a su paso.

En el primer tramo de descenso, cambio el camino de subida, y lo hago hacia el SE, donde veo una pala con bastante pendiente y buena nieve, aunque esta dura poco.

Enseguida la pendiente se suaviza, aunque sigue siendo una delicia esquiar por esta nieve virgen.

Pequeño árbol solitario.

Detalle de la pala de bajada.

Enseguida retomo la pista de esta mañana, un tramo mas adelante de donde la abandoné.

Volviendo sobre mis propias huellas.

Pequeño arbusto sobre el blanco.

Una mirada atrás.

Parece que quiere volver a entrar algo de nubosidad.

De nuevo en el bosque.

La pendiente es suficiente para deslizar, aunque lo mas complicado el frenar en la estrechez de la pista, y sobre las huellas existente.

Llego de nuevo a la valla de esta mañana.

Y rápidamente finalizo el descenso hasta el coche, con esquíes puestos.

Todavía es pronto, y me he quedado con ganas de hacer algo mas, por lo que meto todo en el coche, y decido ir hasta Valdezcaray para hacer una subida relámpago hasta San Lorenzo. 

Aquí están los detalles del recorrido, el clásico de la zona.

Para ser entre semana, hay gran cantidad de coches en el parking de la estación.

Comienzo a subir por la pista, y descubro, que a pesar de estar a mayor altitud que a la mañana, que esta zona está mucho peor. En la zona de pistas, hay mucho tramo helado, y hay momentos en los que estoy a punto de tener que poner las cuchillas. Sin embargo, al llegar a la pista de campos blanco, la cosa empeora sustancialmente. Esta pista alterna tramos barridos por el viento, zonas muy venteadas y zonas donde las maquinas están movilizando la nieve, para intentar adecentar la pista para el fin de semana.

Mirada atrás a La Cuña, y el pico pequeño de la derecha, Chilizarrias, donde he estado un par de horas antes.

San Lorenzo, cada vez mas cerca.

Otra mirada atrás.

Vistas al sur, hacia la zona de Urbión.

Cima de San Lorenzo.

Estatua en la cima.

Y vértice geodésico junto a los buzones.
Varias panorámicas desde la cima, la primera hacia Pancrudo.

Urbión al fondo, y Salineros a la derecha.

Y resto de la sierra hacia el Oeste.

Foto de cima junto al pequeño refugio.

Mas esquiadores en la cima. Hablando con ellos, y viendo que hemos subido por varias zonas, llegamos al acuerdo de que están casi todas las subidas en estado precario, para bajar por ellas. El viento se ha llevado la nieve y las rocas asoman. Parece que la única alternativa posible de bajada, es una pequeña canal al SO, donde el viento suele amontonar la nieve, y hacia allí me lanzo. Me encuentro una muy buena bajada, con nieve polvo y donde no asoman las rocas.

Tras disfrutar el bonito descenso, llego a la pista, y solo me queda seguirla para dar el rodeo de la misma hasta el parking de la estación de esquí.