martes, 7 de febrero de 2012

Nevero del Poyuelo desde el Puente de Gostelario.

Datos Técnicos:Fecha: 7-2-2012
Actividad: Esquí de montaña.
Cimas: Nevero del Poyuelo (1508 m.).
Hora: 15:29 h.
Lugar de Salida: Puente de Gostelario, camino de Estacas de Trueba. Ruta.
Duración:  1:52 h
Distancia: 8,97 km.
Ascenso Acumulado: 530 m.
Track en Wikiloc.

Ortofotografía con Google Earth:

Mapa topográfico:

Perfil de alturas:

Descripción de la ruta:
Sé que la nieve ha llegado a la zona de Lunada hace ya una semana, pero el tiempo ha sido tan malo, y los accesos han estado tan mal, que me había sido imposible ir antes. Aprovecho la que, según dice la meteo, va a ser una pequeña ventana de buen tiempo, para acercarme hasta la zona de Estacas de Trueba, a ver que puedo hacer. Soy de los que prefiero madrugar a ir tarde, pero esta vez, buscando ese pequeño intervalo de buen tiempo, va a ser una ruta por la tarde.
La carretera esta perfectamente hasta Las Machorras, pero a partir de ahí la cosa se complica. Pasado el cruce de Lunada, se ve que ha pasado el quitanieves, pero apenas ha dejado sitio para pasar un coche, y mucho menos para poder aparcar, así que finalmente aparco en una zona un poco mas ancha, donde dejo paso libre, pero que no deja de ser en medio de la carretera, pero era o esto, o volver para casa.

Las nubes no quieren irse de la zona de Castro Valnera.

Me toca remontar unos cien metros por la carretera, hasta el Puente de Gostelario, donde parte una pista a la izquierda.

Puente de Gostelario, con Castro Mosquía a la izquierda y Motas del Pardo a la derecha.

Oker, investigando entre el brezo.

Panorámica de la ruta, y la loma blanca del centro es Nevero del Poyuelo.

Mas en detalle la zona por la que haré el descenso.

Rio Trueba, algunos cientos de metros después de su nacimiento.

Una vez pasado el puente, cojo esta pista a la izquierda.

En la zona hay multitud de cabañas, y a pesar de la nieve, el agua corre veloz por numerosos arroyos.

Aquí tengo que quitarme los esquíes para no mojar las pieles, aunque solo son 5cm de agua.

Cabañas de la zona.

Siguiendo la pista, que también va hacia Motas del Pardo.

Una mirada atrás.

Seguimos siguiendo la pista, que ya se ha separado de la que va a Motas del Pardo, y cogemos dirección al collado que separa Castro de la Lobuca y Castro Palomera.

Arboles cencellados en el Castro Palomera.

Oker, orejas al viento.

Castro de la Lobuca.

Llegamos al collado entre el Castro Palomera y Nevero del Poyuelo. Hasta aquí, el viento apenas soplaba, pero ahora, al ser una zona mas expuesta, empieza a pegar fuerte.

Lo que hasta ahora era medio metro de nieve polvo, pasa a ser hielo puro, salvo alguna zona donde  se acumula la nieve barrida.

Aquí arriba, el viento pega de verdad.

Por no parar debido al viento, subo de manera un poco precaria, por no poner las cuchillas.

Mirada al Castro Palomera.

Superado el tramo mas expuesto, el viento no se ha llevado la nieve y dejamos otra vez huella.

Foto a la zona por la que haré la bajada.

Llegando a Nevero del Poyuelo.

Oker, que la verdad no le veo que este a disgusto, aunque no para, para mantenerse en calor.

Oker en el vendaval.

Oker en el vendaval II.

Y en hora y cuarto desde el coche, llego a la cima de Nevero del Poyuelo, donde el viento es insoportable.

Con el viento que hacía, ni me quito gafas, ni capucha, para la foto de cima.

Parece que despeja un poco mas, y aprovecho para sacar la zona de Castro Valnera.

Para bajar, voy a buscar la ladera Norte, en busca de mayor pendiente, aunque toda la primera parte hasta salir de la zona de viento, es una verdadera tortura ir entre las "coliflores" de hielo.

Aunque el cuanto pierdo un poco de altura, y salgo de la zona de viento, solo hay que ir buscando donde se ha acumulado la nieve polvo, para hacer una bonita bajada.

Mirada atrás, a la zona de bajada. En la foto se ve que asoma bastante brezo, pero la nieve esta dura, y no te hundes sobre él, así que solo hay que ir evitándolo para hacer los giros.

Castro Valnera de cerca.

Llegamos a otra zona de cabañas.

Donde hay varios caballos ¿pastando?.

Estos dos, dicen que se esta mejor al calorcito, y Oker no se fía un pelo de ellos.

Al detalle.

Dejamos atrás la cabaña, en primer plano por delante de la zona por la que hemos bajado.

Bonita estampa invernal.

Últimos compases de la ruta.

Llegando de nuevo a la carretera, justo antes del Puente de Gostelario.

Y ultimas dos panorámicas antes de entrar en el coche, una hacia el Norte.

Y la otras hacia el Sur.

Y para despedirnos Oker, con todo el morro helado de hurgar en la nieve a saber buscando que...

Bonita, aunque corta ruta, que merece hacerse sin duda alguna, aunque es difícil que halla nieve suficiente en la zona para poder disfrutar de la bajada. Sin lugar a dudas, un plan mucho mejor que la siesta a la que ha sustituido, y contento porque a pesar del viento y el frío, por lo menos ha estado medianamente despejado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario